Comunicado de la SOMAC sobre sargazo

Comunicado de la SOMAC sobre sargazo

14 mayo, 2019

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos
CARLOS MANUEL JOAQUÍN GONZÁLEZ
Gobernador de Quintana Roo
MARCELO EBRARD CASAUBON
Secretaria de Relaciones Exteriores
JOSEFA GONZÁLEZ BLANCO ORTIZ MENA
Secretaria de la SEMARNAT
ANDREW JOHN RHODES ESPINOZA
Comisionado Nacional de la CONANP
RAÚL ELENES ANGULO
Comisionado Nacional de CONAPESCA
MARÍA AMPARO MARTÍNEZ ARROYO
Directora General del INECC

ESTIMADO SR. PRESIDENTE,
La Sociedad Mexicana de Arrecifes Coralinos (SOMAC) es una asociación profesional académica, que agrupa a la comunidad científica nacional interesada en el estudio y conservación de los arrecifes coralinos. Como tal, estamos preocupados por el impacto negativo del arribo masivo de sargazo en las costas de Quintana Roo, el polo turístico generador de empleos y divisas más importante de nuestro País, sobre uno de los sistemas arrecifales más extensos en el mundo, como lo es el Sistema Arrecifal Mesoamericano que bordea el estado.
Desde el verano del año 2014, las costas del Caribe mexicano comenzaron a ser invadidas por grandes masas de sargazo pelágico, que cubrió playas y afectó a los ecosistemas costeros. Tan solo en el mes de junio de 2015 se estimó que en Quintana Roo, se removieron del orden de 2,360 m3 de sargazo por kilómetro de playa. En 2016 y 2017 la intensidad del fenómeno fue menor. Sin embargo, en 2018 el volumen de sargazo que se acumuló en las playas del norte del Estado de Quintana Roo aumentó a 7,150 m3 por kilómetro y este año aparentemente el volumen será aún mayor.
Cuando el sargazo queda retenido en la costa se acumula y se pudre, transformando el típico ambiente costero caribeño de aguas cristalinas y playas blancas, por uno de aguas oscuras y playas cubiertas por algas moribundas que despiden un olor fétido. Las emanaciones de la descomposición de estas algas en playas y costas, puede además ser dañino para la salud, sobretodo de menores y de gente mayor, lo que afecta seriamente a la industria turística que, hasta la fecha, ha venido aportando del orden de ocho mil millones de pesos anualmente.
No obstante, el mayor riesgo potencial de este arribo y su descomposición en la costa es el de provocar una catástrofe ecológica de gran magnitud. Si bien el sargazo pelágico es un ecosistema marino de alto valor biológico, una vez que queda atrapado en las costas, muere y con él toda la fauna y flora asociadas. La descomposición de las gigantescas masas de sargazo libera grandes cantidades de nutrientes y de materia orgánica en suspensión que obscurecen el agua. Esto genera un cambio de un ambiente de aguas limpias y cristalinas, que favorece el crecimiento de los ecosistemas costeros del Caribe (el arrecife coralino, pastizales marinos y manglares), por uno de aguas sucias y tóxicas que produce grandes
mortalidades de animales y plantas adaptados a vivir en aguas limpias. Los estudios científicos de este fenómeno, que afecta a la mayoría de las naciones del Gran Caribe, e incluso de África, apuntan a que estos eventos se repetirán con intensidad variable en los años venideros, ya que se asocia con efectos del cambio climático, potencializados por la fertilización antropogénica del Atlántico Tropical y del Mar Caribe.
Para reducir el impacto, el sector privado y el gobierno local han invertido grandes
cantidades de dinero en la limpieza de playas donde hay desarrollos turísticos, pero con resultados limitados. La única solución para reducir drásticamente el impacto del arribo masivo de sargazo pelágico es contenerlo en alta mar, evitando que llegue a las costas. La solución no es sencilla, porque la magnitud del problema es enorme. Considerando que el litoral de Quintana Roo tiene más de 500km directamente expuestos al Caribe y que menos de un 10% está turísticamente desarrollado, es evidente que la limpieza de playas únicamente en las áreas turísticas no resuelve el problema, pues el deterioro progresivo del
ambiente en el litoral restante eventualmente afectará la calidad del agua, incluso en donde se limpian las playas. Esto requiere de esfuerzos extraordinarios para resolver el problema.
Considerar únicamente actuar en las playas con desarrollo turístico no solamente ignora el enorme problema ecológico, sino que desaprovecha una oportunidad única, pues el valor del sargazo desde el punto de vista industrial, en diferentes procesos y aplicaciones, es elevado. De tal forma que un enorme reto se puede convertir en un ingreso considerable para el estado y el país, si se actúa con diligencia y conocimiento adecuados.
Por todo lo anterior, la SOMAC les solicita, de la manera más atenta, que en la toma decisiones sobre las acciones a seguir para atender la contingencia provocada por el arribo masivo de sargazo pelágico al Caribe Mexicano, se amplíe el contexto de las zonas afectadas, de tal forma que se emprendan acciones de alcance ecológico relevante, lo que redundará en el mantenimiento de los servicios que proveen los ecosistemas costeros a la industria turística. Esto permitirá, además, mantener a los ecosistemas costeros del Caribe mexicano en mejores condiciones para soportar los demás impactos del Cambio Climático Global.
ATENTAMENTE
POR UN FUTURO CON ARRECIFES CORALINOS
DR. GUILLERMO HORTA PUGA
PRESIDENTE
UNAM, FES Iztacala, UBIPRO
Av. de los Barrios 1, Los Reyes Iztacala
Tlalnepantla, México, 54090, México
horta@unam.mx hortapuga@hotmail.com

Notificaciones periódicas

Si estás interesado en recibir información sobre arrecifes coralinos de México y el mundo ingresa tu correo electrónico y envía.